.

miércoles, 30 de enero de 2013

ORACION POR LAS BENDITAS ANIMAS DEL PURGATORIO

 
 
 

Dios misericordioso, que nos perdonas
y quieres la salvación de todos los hombres,
imploramos tu clemencia para que,
por la intercesión de María Santísima y de todos los santos, concedas a las almas de nuestros padres,
 hermanos, parientes, amigos y bienhechores,
que han salido de este mundo,
la gracia de llegar a la reunión de la eterna felicidad.

 
Santísima Virgen María,
Reina del Purgatorio;
vengo a depositar en tu Corazón Inmaculado
una oración en favor de las almas benditas
que sufren en el lugar de expiación.

Dígnate escucharla, clementísima Señora,
si es ésta tu voluntad y la de tu misericordioso Hijo.

Amén.

 
María, Reina del Purgatorio,
te ruego por aquellas almas por las cuales tengo
o pueda tener alguna obligación,
sea de caridad o de justicia.

Dios te salve María...
 
Dales, Señor, el descanso eterno.
 
Y luzca para ellas la luz perpetua.
 
Descansen en paz.
 
Así sea.

 
María, Reina del Purgatorio:
te ruego por las almas más abandonadas y olvidadas
y a las cuales nadie recuerda;
tú, Madre, que te acuerdas de ellas,
aplícales los méritos de la Pasión de Jesús,
tus méritos y los de los santos,
y alcancen así el eterno descanso.
 
Dios te salve María...
 

Dales, Señor, el descanso eterno.
 
Y luzca para ellas la luz perpetua.
 
Descansen en paz.
 
Así sea.

 
María, Reina del Purgatorio:
te ruego por aquellas almas
que han de salir más pronto de aquel lugar de sufrimientos, para que cuanto antes vayan a cantar en tu compañía
las eternas misericordias del Señor.
 
Dios te salve María...

Dales, Señor, el descanso eterno.
 
Y luzca para ellas la luz perpetua.
 
Descansen en paz.
 
Así sea.

 
María, Reina del Purgatorio:
te ruego de una manera especial
por aquellas almas que han de estar más tiempo padeciendo y satisfaciendo a la divina Justicia. Ten compasión de ellas, ya que no pueden merecer sino sólo padecer; abrevia sus penas y derrama sobre estas almas el bálsamo de tu consuelo.
Dios te salve María...

Dales, Señor, el descanso eterno.
 
Y luzca para ellas la luz perpetua.
 
Descansen en paz.
 
Así sea.

 
María, Reina del Purgatorio:
te ruego de modo especial
por aquellas almas que más padecen.
Es verdad que todas sufren con resignación,
pero sus penas son atroces
y no podemos imaginarlas siquiera.
Intercede Madre nuestra por ellas,
y Dios escuchará tu oración.
 
Dios te salve María...

Dales, Señor, el descanso eterno.
 
Y luzca para ellas la luz perpetua.
 
Descansen en paz.
 
Así sea.

 
Virgen Santísima, te pido que, así como me acuerdo
de las benditas ánimas del Purgatorio,
se acuerden de mí los demás,
si he de ir allá a satisfacer por mis pecados.

En ti, Madre mía, pongo toda mi confianza de hijo,
y sé que no he de quedar defraudado.
 
Amén



 

2 comentarios:

  1. ANIMAS DEL PURGATORIO QUIEN LAS PUDIERA ALIVIAR , QUE DIOS LAS SAQUE DE PENA Y LAS LLEVE A DESCANSAR.

    ResponderEliminar
  2. QUE LAS ANIMAS DE LOS FIELES DIFUNTOS POR LA MISERICORDIA DE DIOS DESCANSEN EN PAZ AMEN.!!!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...